Skip to main content

Nuevo Año, nuevos hábitos

Con la llegada del nuevo año llega una tradición que se ha vuelto casi obligatoria, establecer nuestros propósitos para año nuevo,hacer más ejercicio, comer más saludable o pasar más tiempo con nuestros seres queridos son los más comunes; queremos cambiar algo en nuestra vida, pero no sabemos cómo hacerlo. A veces, una de las cosas que queremos cambiar son malos hábitos. Ya sea comer en exceso, fumar o pasar demasiado tiempo en las redes sociales, los malos hábitos pueden ser difíciles de dejar. Sin embargo, hay varias estrategias que pueden ayudarnos a dejarlo, y en Saluta te contamos cómo.

 

¿Cómo se crean los hábitos?

Lo primero es entender que un hábito tiene tres componentes esenciales: un disparador, una acción y una recompensa. El disparador es la señal física, emocional o mental que nos indica que es hora de ejecutar una acción, esta acción es el comportamiento que se ejecuta automáticamente como respuesta al disparador y finalmente, la recompensa es la satisfacción inmediata que obtenemos luego de llevar a cabo la acción. Estos tres elementos se van repitiendo una y otra vez hasta que la acción se convierte en un hábito.

 

1. Entiende tu hábito

Es hora de analizar ese hábito que vas a eliminar el próximo año, piensa en sus disparadores, que acciones te llevan a ejecutar esa acción y cómo puedes minimizarlos o eliminarlos, así mismo piensa en la recompensa que obtienes cada vez que ejecutas esa acción, la puedes cambiar u obtener de forma más saludable.

 

2. Establecer objetivos realistas

Lo primero que debemos hacer para abandonar un mal hábito es establecer objetivos realistas. Sería ingenuo pensar que vamos a dejar de fumar de la noche a la mañana o que dejaremos de comer demasiado de un día para otro. Establecer objetivos realistas nos ayuda a lograr nuestra meta de manera segura y sostenida. Por ejemplo, en lugar de decir “dejaré de fumar”, podríamos decir “disminuiré el número de cigarrillos que fumo a la semana”.

 

3. Elimina o minimiza los disparadores

La parte más importante de los hábitos es entender que los desencadena, pueden ser situaciones cotidianas, personas a nuestro alrededor o un momento específico del día. Por ejemplo: el cigarrillo que compartimos con nuestro colega en el receso.

 

Piensa cómo puedes minimizarlos o cambiar el entorno para disminuir la aparición.

 

4. Establecer recompensas

Es importante recompensar nuestros logros. Establecer pequeñas recompensas para nosotros mismos cada vez que abandonamos un mal hábito puede ser una buena motivación para mantenernos comprometidos. Por ejemplo, si hemos dejado de fumar, podríamos darnos un pequeño premio cada vez que resistimos la tentación de encender un cigarrillo.

 

5. Buscar apoyo

A veces, el apoyo de un amigo o un familiar puede hacernos sentir más motivados para abandonar un mal hábito. De esta manera, podemos contarles nuestros logros y compartir nuestras frustraciones con ellos. También podemos buscar profesionales de la salud mental para obtener consejos útiles para eliminar malos hábitos, recuerda que en Saluta puedes tener acompañamiento terapéutico de la mano de nuestros profesionales de la salud mental.

 

Conclusión

Abandonar malos hábitos puede ser difícil, pero no imposible. Establecer objetivos realistas, buscar apoyo, y recompensar nuestros logros son algunas de las estrategias que nos pueden ayudar a lograr nuestra meta de dejar atrás los malos hábitos.

 

Además contamos con asesoría psicológica gratis a través de nuestra app Saluta AQUÍ Atrévete a abandonar ese mal hábito en el 2023 con Saluta

Leave a Reply

Abrir chat
1
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?