Skip to main content

El trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) es uno de los trastornos del neurodesarrollo más común en los niños. Normalmente, su diagnóstico se realiza en la niñez y persiste hasta la adultez. En cuanto a su etimología hablamos de causas multifactoriales, donde la genética tiene un papel importante. Se desconocen las causas y los factores de riesgo del TDAH, pero investigaciones han demostrado que la genética tiene un papel muy importante. Dentro de los síntomas más comunes de los niños que padecen este trastorno está la tendencia a presentar problemas para prestar atención, controlar conductas impulsivas o ser muy activos. Además, los niños con TDAH no dejan atrás las conductas mencionadas a medida que crecen, estos síntomas persisten y pueden provocar dificultades, a nivel escolar, familiar y social.

Aquí te contamos qué conductas puede presentar un niño con que padezca este trastorno.

  • Tener dificultades para llevarse bien con otros.
  • Olvidar o perder las cosas con mucha frecuencia.
  • Moverse nerviosamente.
  • Tener problemas para respetar turnos.
  • Cometer errores por descuido
  • Correr riesgos innecesarios.
  • Tener problemas para resistir la tentación. (controlar impulsos)
  • Hablar mucho.

Se debe tener en cuenta que este trastorno no tiene cura, pero se puede abordar a través de un tratamiento multidimensional y que incluya una intervención psicosocial, familiar y de la comunidad escolar en donde se encuentre. Sabemos que la crianza puede ser un poco conflictiva tanto para niños como adolescentes con este trastorno, a continuación te dejamos algunos consejos para ayudarte con la conducta de tu hij@:

  • Controla las distracciones proporcionando un espacio de trabajo limpio para que se tenga mayor concentración. Y tiempos acotados según la edad del niño.
  • Crea una rutina con horarios fijos desde que despierta, esto le permitirá tener mayor control sobre sus actividades incluidos fines de semana y vacaciones.
  • Ofrece pocas opciones para evitar que se sienta sobrestimulado.
  • Las tareas que son difíciles las puedes separar por pasos, nivel de dificultad de esta manera se ayudará a limitar el estrés y fomentar la motivación.
  • Proporciona un estilo de vida saludable. Es importante ofrecer comida nutritiva, tener una actividad física continua y que duerma lo suficiente; estas cosas pueden ayudar a evitar que los síntomas de TDAH empeoren.

Recuerda que en Saluta Kids contamos con profesionales capacitados para tratar este trastorno de la mejor manera, haciendo una terapia completa en la que se vean beneficiados el núcleo familiar y el niño con TDAH.

Para más información te invitamos a visitar nuestra página oficial saluta.org

Leave a Reply

Abrir chat
1
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?